En los años 70 con la introducción del envasado aséptico se desarrollaron diversos sistemas de esterilización tanto directos (por inyección o infusión) como indirectos (con cambiadores de calor de placas o tubulares), siendo los primeros más recomendables en aquellos años debido a la baja calidad de la materia prima dada su mayor resistencia al ensuciamiento.
Aunque en España se instalaron sobre todo esterilizadores de inyección directa de vapor, Lácteos Avilés eligió en 1980 un esterilizador indirecto que incorporaba un cambiador de calor de placas y otro tubular para el calentamiento final mediante vapor.
Una elección inteligente sin duda ya que la planta ha funcionado durante mas de 35 años con un consumo de vapor de únicamente del orden del 25% del que hubiera tenido un esterilizador de inyección directa de vapor equivalente.
Esto, además del favorable impacto ambiental ha supuesto un ahorro económico que con los precios actuales de la energía puede estimarse en cerca de 5 millones de Euros.
Durante el pasado verano, Image S.L. ha llevado a cabo una remodelación de la planta para aumentar el caudal de tratamiento y la autonomía mejorando al mismo tiempo la calidad de homogenización, la seguridad de operación y la flexibilidad, reduciendo además el consumo eléctrico.
El elemento fundamental de la modificación ha sido la sustitución de la válvula de homogenización convencional de dos etapas por una válvula Bos DG que además de proporcionar una mejor calidad y estabilidad de la homogenización necesita una presión de homogenización inferior (del orden de un 20/25% menos) a la que necesitan las válvulas convencionales.
Esto ha permitido aumentar el caudal del homogenizador existente, reduciéndose el consumo eléctrico.
Además se ha incorporado a la máquina un sistema automático de control de la presión de homogenización con objeto de asegurar la presión correcta en todo momento aunque varíe el caudal, evitándose asimismo posibles errores de operación.
También se han incorporado un variador de frecuencia en el motor del homogenizador para poder variar el caudal de tratamiento según las necesidades de producción y una bomba booster para compensar el aumento de la pérdida de carga debido tanto al aumento de caudal como el ensuciamiento obteniéndose al mismo tiempo una presión en el lado de leche aséptica superior a la del lado de leche cruda en el cambiador de calor de placas con objeto de garantizar la integridad y esterilidad del producto aún en caso de producirse alguna fisura.
Por último se han incorporado varios transmisores de presión y un variador de frecuencia en la bomba booster para poder controlar las presiones de funcionamiento minimizando el consumo eléctrico.

SiccaDania-001SiccaDania-001

Válvula DG. La leche se homogeniza al pasar por las ranuras entre la válvula y el asiento de gran diámetro

 

 

Image S.L. posee una amplia experiencia en esterilizadores tanto directos como indirectos y puede suministrar plantas de todo tipo.

Dado que la calidad actual de la leche cruda que reciben las industrias lácteas es actualmente muy superior a la de hace años, resulta muy recomendable la sustitución de los esterilizadores directos por indirectos debido al muy considerable ahorro energético que permite la amortización de la instalación en plazos muy cortos.

SiccaDania-001

Panel de control de la planta existente, junto al que se han montado los variadores de frecuencia de la bomba booster y del homogenizador